Amigos y enemigos inesperados

Afuera. El mejor amigo de Nicolás Maduro desde la semana pasada, se llama Donald Trump. Cuando la comunidad internacional había logrado un consenso para aislar internacionalmente a Venezuela, el mandatario norteamericano declaró que sopesaba la opción militar. Algo que inquietó a los mandatarios del subcontinente, pues hoy te sucede y mañana me puede ocurrir lo mismo. Esto dio un invaluable tanque de oxígeno al mandatario venezolano.

Aquí. El presidente se ha convertido en el mejor aliado de sus oponentes, pues con cada sandez que dice y hace, da razón a todos sus detractores sobre su incapacidad para gobernar. La indolencia ante el dolor ajeno y ese conservadurismo primitivo; es el mejor ejemplo que puede demostrarse sobre el estereotipo del clasemediero-ochentero, cuyo mayor aspiracional fueron los oficiales del “glorioso”.

Aquí. El mejor amigo de don Rigo Torón resultó ser el Sipi Sinibaldi; que con los desvíos de las coimas destruyó la imagen política del otrora Movimiento Cívico Nacional. Para los integrantes de esta entidad, era escoger entre cicuta y espada, quedarse era un suicidio y abandonar una traición. Al final, no fueron las huestes rojas del comunismo ateo internacional; se trató de socios de la Cámara de Construcción que decidieron “echar palante” a todos los beneficiarios del sistema de comix en el Ministerio de Comunicaciones. Los sancarlistas se deleitan al ver libertarios tropicales más largos que un día en canoa.

Afuera. El peor enemigo de Marie Le Pen se volvió el mismo Donald Trump, quizá si hubiese ganado Hillary, los franceses se habrían decantado por la líder ultranacionalista. No obstante, como suele suceder con los herederos de Bonaparte; decidieron estar en las antípodas de los americanos. Amigo inesperado de Macron fue el “Tycoon” estadounidense.

Así mismo, Trump se vuelve el mayor enemigo de su partido, cuando decide justificar lo injustificable en el incidente de Charlottesville y compara a la “fine people” de los supremacistas blancos, con la “fine people” de los oponentes a la “bigotry” y “racism”. La incomodidad que causa a la dirigencia encabezada por Pence, solo es comparable con digerir un elefante.

Aquí. Nunca creí que sería tan buen amigo de don Jorge Palmieri, homo universalis, cuya amistad valoraré el resto de mis días. Lo conocí en circunstancias fortuitas, luego me invitó a su casa y conversamos amenamente sobre historia. Posteriormente, acudí al grupo de los viernes, donde convergieron distintos personajes de la vida política nacional. Pese a la diversidad de opiniones, siempre prevaleció un ambiente de camaradería y amistad. Hombre polémico, siempre fue abierto a escuchar ideas distintas. Revolucionario arevalista, sufrió exilio, buen cantante, periodista mordaz, diplomático y buon vivant. Querido y odiado, como debe ser con alguien que deja huella. Diferimos en algunos temas como la CICIG y el papel del la embajada de los Estados Unidos, pero siempre se mantuvo la apertura y respeto. Recuerdo mi mayúscula sorpresa cuando relató el asesinato de Castillo Armas a manos del dictador dominicano Trujillo, por un desaire que el liberacionista le hizo cuando llegó al poder; o cuando Carlos Fuentes conoció a Cantinflas y le dijo: “Me han dicho que usted es muy divertido. ¿Por qué no dice algo divertido?” a lo que Cantinflas respondió: “Me han dicho que usted es un hombre muy inteligente. ¿Por qué no dice algo inteligente?”. Siempre lamentaré que no haya escrito sus memorias. En paz descanse mi querido don Giorgio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s