¿A quiénes tiraríamos desde allí?

La “rupes Tarpeia o Saxum Tarpeium”era la parte rocosa del lado sur en el Campidoglio romano, ahí se ubicaba el templo de Júpiter Capitolino y hoy se encuentra la famosa plaza diseñada  por Michelangelo.

La roca Tarpeya fue célebre como símbolo de los traidores a la patria; nos cuenta Cicerón que los “sabinos, habiendo sido secuestradas sus mujeres por los romanos, asediaban por largo tiempo el Campidoglio en vano y no creían ocupar la posición con la fuerza.

Entonces entendieron que el engaño era necesario por lo que decidieron corromper a la virgen Tarpeya -integrante del colegio de las vestales-, hija del encargado de custodiar la roca. Prometieron a la virgen todo lo que tuvieran en el brazo izquierdo. La muchacha viendo que ellos llevaban preciosos brazaletes, esperó poder ahormar el propio cuerpo con aquellas joyas e incautamente abrió las puertas a los enemigos. 

Habiendo los sabinos ocupado la roca, Tarpeya avanzó hacia ellos y pidió lo que habían prometido. No obstante, estos le arrojaron pesadísimos escudos que llevaban precisamente en los brazos izquierdos, enterrando a la vanidosa muchacha. Los historiadores narran que la virgen no pereció por el peso, de hecho sobrevivió; pero los romanos juzgando que Tarpeya había traicionado a la patria, lanzaron a la doncella desde la roca y por ello el lugar fue llamado con su nombre”

Desde allí eran empujados al foro los condenados por traición a la patria, como ocurrió durante la república a Spurio Casio Vecelino, acusado por aspirar a la monarquía; o bien, aquellos que se negaban a testificar en el cumplimiento de los contratos.

Recién nos enterábamos que seguían las negociaciones para elaborar un eufemismo del “tercer país seguro”cuando Trump quemó ayer a Morales en un tuit:“Guatemala decidió romper el trato con nosotros de firmar un Tercer Acuerdo Seguro. Estábamos listos para empezar. Ahora buscamos la prohibición”-refiriéndose a tarifas, impuestos a remesas y lo que se pueda para afectarnos-.

Es obvio que la referencia es al “Tercer País Seguro”. Mintieron al decir que no existía negociación al respecto.

Cuando el presidente mexicano rechazó la propuesta de convertirse en vertedero de indocumentados, la abyección de su contraparte guatemalteco -sabido de estar próximo a procesos legales- hizo que propusiera a su país para ese lastimero depósito; Morales buscó salvarse a cambio de hipotecar el futuro de nuestros hijos. La ignorancia es audaz y cuando está desnuda de moral se convierte en la ramera más pérfida.

La enorme oposición local detuvo el despropósito; sin embargo, destapar esa caja de Pandora ya nos hizo un gran daño. Quienes pudieron detenerle y no lo hicieron buscando el retorno del statu quo ahora son cómplices de todo esto. Se repite la característica intrínseca de las elites guatemaltecas: la miopía con dioptrías infinitas. Concomitantemente, las palabras que pronunció Ronald Reagan -autor de la última reforma migratoria en Estados Unidos- en su último discurso, se alejan cada vez más en la nación más poderosa del mundo: “…aquí, en Estados Unidos damos vida a los sueños, creamos el futuro y el mundo nos sigue hacia el mañana. Gracias a la ola de recién llegados a esta tierra de oportunidades, somos una nación que se mantiene joven, siempre llena de energía y nuevas ideas; siempre innovadora, siempre llevando al mundo a la próxima frontera. Si algún día cerráramos la puerta a nuevos estadounidenses, nuestro liderazgo en el mundo estaría perdido…”

¿A cuantos deberíamos tirar desde la roca Tarpeya?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s